El Cinematógrafo: Crítica de La Novia, de Paula Ortiz

Compartir
El Cinematógrafo: Paula Ortiz con La Novia
Una película de Paula Ortiz

Tras la visita de Céline Sciamma con Tomboy, Isabel Coixet con Mi Vida Sin Mí y Gracia Querejeta con su El Último Viaje de Robert Rylands, en esta ocasión, es Paula Ortiz la que visita El Cinematógrafo.

Paula Ortiz es directora, guionista y productora española que cuenta ya con dos películas a sus espaldas, De Tu Ventana A La Mía (2011) con la que logró Premio Pilar Miró 2011 en la Seminci de Valladolid y La Novia, la cinta que hoy traemos a El Cinematógrafo con la que cosechó 12 nominaciones y 2 Premios Goya.

Sinopsis

Dos hombres, una mujer, un amor, un deseo más fuerte que la ley y que la naturaleza salvaje del mundo que les rodea. Leonardo, El Novio y La Novia son un triángulo inseparable desde niños, pero Leonardo y La Novia tienen un hilo invisible, feroz e imposible de romper… Pasan los años y ella, angustiada e infeliz, se prepara para su boda con el Novio en medio del desierto blanco, de tierras salinas y yermas, donde vive con su padre.

Reparto: Inma Cuesta, Asier Etxeandia, Álex García, Luisa Gavasa, Carlos Álvarez-Novoa, Ana Fernández, Consuelo Trujillo, Leticia Dolera, María Alfonsa Rosso, Manuela Vellés, Mariana Cordero, Carmela del Campo, Álvaro Baumann, Anchel Pablo

El día anterior a la ceremonia, a su puerta llama una Mendiga anciana que le ofrece un regalo y un consejo: “No te cases si no le amas”, mientras le da dos puñales de cristal. Un escalofrío recorre el cuerpo y alma de la Novia.

La Novia es una adaptación de la Bodas de Sangre, de Lorca.

Guión

Paula Ortiz y Javier García Arredondo, autores del guión de esta pieza, han sabido crear una película tan buena que incluso te llegas a olvidar que está basado en una obra de Federico García Lorca, Bodas De Sangre. Está maravillosamente bien escrita: tragedia que combina tanto prosa como verso (y así hace la película).  Aquí puedes leer el guión.

Este conjunto de odios ancestrales, familias con resentimientos nunca superados, defensas a ultranza de los terrenos que se consideran propios y un trágico triángulo amoroso conforman los ingredientes perfectos para crear una gran historia que Paula Ortiz lleva a pantalla con una cascada de imágenes sugerentes que no dan ni un respiro al espectador, obligado a aceptar desde el minuto uno ese impacto emocional tan maravillosamente estructurada.

Inma Cuesta en La Novia
Inma Cuesta en La Novia

La obra está tan bien adaptada que si Lorca levantará la cabeza seguro que se hubiese emocionado y se habría levantado el día del estreno para aplaudir esta maravillosa creación de Paula Ortiz.

Poesía Visual

La Novia no es ninguna reivindicación feminista, ni un canto de amor salvaje. La Novia es una maravillosa historia, una magnífica obra perfectamente conformada que nos traslada la magia en verso de Lorca a la gran pantalla, que se deja arrastrar por la belleza de las palabras y la traslada en una poesía visual que hace que nos olvidemos de Lorca y nos emocionemos con Inma Cuesta. Gracias por ello, Paula (Ortiz).

En ocasiones, lo mejor es dejarse llevar. La Novia se aprovecha de esto y nos muestra un conjunto de planos tan bien armados y milimetrados, en la fina línea entre los sublime y lo ridículo, pero que Ortiz ha sido capaz de mantener siempre en esa línea, proponiéndonos una cinta arrolladoramente maravillosa.

Inma Cuesta durante una escena en La Novia
Inma Cuesta durante una escena en La Novia

Si Lorca jugaba con la mitología de un sur surrealista y carnal, Ortiz va diez pasos más allá y nos lanza una composición llena de adjetivos y de locura. Abandona todo amago de precisión y juega como sólo un gran poeta podría con el lenguaje, con el lenguaje visual. Dicen que una imagen vale más que mil palabras, pues bien, en este caso, ambas se complementan (ganando lo audiovisual) para arrollar y mostrarnos una belleza tan pura que parece absurda. Lo mejor, sin duda, dejarse llevar, dejarse guiar por este océano de sentimientos y emociones que es La Novia.

Inma Cuesta: enorme, excepcional

Paula Ortiz aparte, lo mejor de esta película es Inma Cuesta. Sobre ella está todo el peso de la obra, y, si no fuera por ella, no funcionaría. Sobre ella pesa esta escénica tragedia y por ello el personaje necesitaba estar interpretado por una actriz excepcional. Por suerte, Paula Ortiz ha mirado bien en el mercado español y ha encontrado a la valenciana Inma Cuesta.

Inma Cuesta en La Novia
Inma Cuesta en La Novia

La creación de este personaje tan complejo y a la vez maravilloso es espectacular, digno de admirar y estudiar en las escuelas.

Junto a ella están otros grandes actores y seguro que la ayudaron a crear esta maravillosa Novia: Leticia Dolera, Mariana Cordero, Carlos Álvarez-Novoa, Luisa Gavasa, Ana Fernández…  Pero no hay duda que la artífice de esta maravilla es, sin duda alguna, Paula Ortiz. Y sí, repito el tema, repito la mención, pero es que esta cinta, este guión, esta obra, en manos de otro director no habría sido, ni de lejos, lo mismo.

Maravillosa en cada aspecto: fotografía y banda sonora

Cada pata de la obra que analices te demuestra que, sin duda, es magnífica. Fijémonos en la Dirección de Fotografía y la Dirección Artística. El tándem formado por Miguel Ángel Amoedo y Jesús Bosqued Maté y Pilar Quintana forman una unión magnífica que dotan de una elegancia que ya gustaría en todas las bodas.

Director: Paula Ortiz

Guión: Paula Ortiz, Javier García Arredondo (Obra: Federico García Lorca)

Música: Shigeru Umebayashi

Fotografía: Migue Amoedo

Productora: Coproducción España-Alemania; Get In The Picture Productions / Cine Chromatix

 

 

Unas Bodas de Sangre, sí, pero bellas y con un tratamiento de la imagen y de los escenarios que es asombrosamente poética. Una composición tan hipnótica como fastuosa. Sin duda, la grandiosidad en cuanto a fotografía de Miguel Ángel Amoedo ha ayudado a que se considere, en algunos círculos, a Paula Ortiz como una esteta, pero tanto ella como Amoedo no han hecho más que trasladar la belleza del texto de Lorca a la gran pantalla. No sé si fiel en cuanto a la literatura, pero sí en cuanto a la belleza, incluso la supera.

Fotograma de La Novia, una película de Paula Ortiz
Fotograma de La Novia, una película de Paula Ortiz

La Música compuesta por Shigeru Umebayashi es en todo momento un plus. Un plus a las emociones, a la belleza y a la delicadeza de cada toma. Umebayashi no hace más que engrandecer, si cabe, esta obra tan pulcramente cuidada.

Nos encontramos ante una banda sonora delicada, pero emocionante, formada por una serie de composiciones originales del japonés Umebayashi, junto a las que encontramos varias canciones tradicionales españolas y de marcado carácter andaluz (algunas de ellas, obra del propio Lorca), interpretadas por artistas como Pachi García, Vanesa Martín y Carmen París o incluso algunas por los propios actores, como es el caso de ‘La Tarara’, interpretada por Inma Cuesta o ‘Al Olivo, Al Olivo’, por Asier Etxeandía y Luisa Gavasa.

La combinación funciona a la perfección y se convierte así en un complemento fundamental para que la cinta sea tan pasional.

Extraña, y mucho, que pese a la altísima calidad de la banda no se haya editado un álbum oficial que recoja toda la música de La Novia, lo cual complica encontrar los temas en internet, pero aquí hay una pequeña selección que hemos hecho en nuestro perfil de YouTube.

En definitiva, estamos ante una cinta tan magníficamente bien hecha que es difícil destacar algún fragmento negativo, y de hacerlo, sería la pulcritud en las escenas de sexo, pero que al mismo tiempo sí siguen esa línea de belleza que rige toda la película.

Una cinta que es un éxito en todo, desde el maquillaje, la peluquería, el sonido, el guión, la fotografía, la dirección artística, la producción hasta el conjunto del elenco con Inma Cuesta a la cabeza y la maravillosa dirección de Paula Ortiz. Sin duda estamos ante una de las mejores películas españolas de la década (y que, a mi parecer, debería haber sido la seleccionada para luchar por un Oscar).

Lo Mejor: Inma Cuesta; la fotografía de Miguel Ángel Amoedo; y Paula Ortiz.

Lo Peor: El pudor en las escenas de sexo.

Nota: 9/10.

Paula Ortiz

Paula Ortiz es una directora, guionista y productora española. Con su ópera prima, De Tu Ventana A La Mía fue nominada al Premio Goya 2011 a Mejor Director Novel y se hizo con el Premio Pilar Miró 2011 en la Seminci de Valladolid.

Paula Ortiz
Paula Ortiz

Se formó en el Graduate Department Of Film And Televisión de la Tisch School Of The Arts de la Universidad de Nueva York (NYU) y completó sus estudios en Los Ángeles, en la UCLA. Ha sido miembro del Taller Bigas Lunas y ha participado en la Screenwriters Expo de Los Ángeles, entre otros foros de guionistas en España y Estados Unidos.

En su labor como guionista y directora tiene a sus espaldas dos largometrajes: De tu ventana a la mía (2011) y La novia (2015); un documental: Relato de esperanza (2006); y varios cortometrajes: Para hacer una historia en cinco minutos (2001), Saldría a pasear todas las noches (2002), El rostro de ido (2003), Fotos de familia (2004) y El hueco de Tristán Boj (2008).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here