Crítica de Stranger Things (Netflix)

Compartir

El pasado 15 de julio, la serie Stranger Things de Netflix llegaba a España. Ambientada en los años 80, la historia de suspenso y drama narra la historia de un niño que desaparece del mapa. En su búsqueda, tanto amigos, familiares y policía local se ven envueltos en un enigma extraordinario: experimentos estatales secretos, fuerzas paranormales terroríficas y una niña muy, pero que muy curiosa.

La primera temporada de Stranger Things cuenta con 8 capítulos, que más que una serie, parece una película de ocho horas. No se trata de un capítulo centrado en solo un personaje o una subtrama autoconclusiva. El guion va al asunto y en los primeros diez minutos ya te engancha.

El argumento es sencillo, pero potente, un niño, interpretado por Noah Schnapp, desaparece en extrañas circunstancias y será buscado por varias personas. Por un lado, el sheriff (David Harbour), por otro, su madre, interpretada por Winona Ryder y el hermano del pequeño, un formidable Charliey Heaton, por último, sus amigos del colegio, interpretados por Finn Wolfhard, Gaten Matarazzo y Caleb McLaughlin.

Stranger-Things2

Al otro lado nos encontramos a una agencia del gobierno que realiza experimentos bajo la supervisión de Mathew Modine. En medio de todo el caos aparece una niña con poderes mentales, interpretado por la formidable Millie Brown, española de padres británicos que se mudó a Estados Unidos en 2011.

Pero a parte de la trama, la serie destaca por sus numerosas referencias. Continuas y al cine de la década de los 80. Por un lado, la estética recuerda a E.T, las novelas de Stephen King, Los Goonies e incluso a Alien. La música de los créditos a John Carpenter. La banda sonora, por su parte, tiene temas de Las Bangles, Joy Division, Peter Gabriel, Toto, Jefferson Airplane y de manera continua, el hit de los ClashShould I Stay or Should I Go‘. Además, en varias escenas podemos ver los carteles de películas como La Cosa, Tiburón o Posesión Infernal. E incluso la trama y el uso de los niños como principales protagonistas es una referencia de los 80.

Emotiva, pero desgarradora. Atractiva, pero salvaje. Magnífica, pero fascinante. Así es Stranger Things, que destaca principalmente por las referencias y por la calidad del elenco, destacando el trabajo de la joven Millie Brown y de una magnífica Winona Ryder.
Nota: 8/10.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here