Crítica: Joanne de Lady Gaga

Compartir
Crítica Joanne de Lady Gaga

Hace tan solo unos días, el viernes 21, la artista estadounidense Lady Gaga publicaba Joanne, su quinto álbum de estudio. Con este álbum, Gaga nos muestra su madurez y nos sorprende una vez más, dejando de lado el pop electrónico al que nos tiene acostumbrados y nos sorprende con un álbum con un poco de todo: country, rock y toques R&B del tipo doo wop y el ska.

Joanne llega al mercado en el peor momento personal de la artista debido a su ruptura con su ya-no prometido Taylor Kinney. De este modo, la Mother Monster nos presenta 11 temas, cada uno de su padre y de su madre que nos muestra a la Gaga más íntima y transgresora.

Crítica: Joanne de Lady Gaga
Fotografía promocional de Lady Gaga para Joanne

Joanne supone de esta manera una nueva era Gaga, algo a lo que nos acustumbra desde su primer disco, la italo-americana nos muestra la Gaga más sencilla y comedida. Dejando atrás los extravagantes vestidos, Joanne es la prueba viva de que Lady Gaga es humana, que puede vestir como una humana y que al mismo tiempo nos puede presentar sus mejores capacidades artísticas en un álbum que, lejos de seguir una línea común, nos sorprende con cada tema.

Los colaboradores de Lady Gaga en Joanne (los puntos de anclaje en amarillo incluyen información adicional)

Diamond Heart

Joanne comienza con ‘Diamond Heart‘. Sus toques rock y su pegadizo estribillo nos ponen en situación de lo que podemos esperar del álbum, mucho movimiento, mucha calidad vocal de Gaga, experimientación, pero sobre todo, libertad. Todo esto envuelto en grandes subidas quebradas que se quedan en la memoria durante horas. Y por si fuera poco, todo esto llega envuelto en el lazo de Josh Homme (Queens of the Stone Age).

A-YO

Tras el rock de ‘Diamond Heart‘, continuamos avanzando en Joanne y nos encontramos con el primer tema country, ‘A-YO‘, el último single lanzado por Gaga antes del lanzamiento del álbum.

Se trata de un tema country muy pegadizo, pero sobre todo, muy americano. Gaga nos presenta así a la Gaga más americana, con recuerdos al western y con un ‘A-YO‘ que sin duda te hace bailar.

A-YO‘ es un single con el que Gaga demuestra su portento vocal que ya demostró en Cheek To Cheek, su álbum conjunto con Tony Bennett. A la voz le sumamos la experimentación con sonidos desconocidos en su estilo y nos da como resultado el comienzo de un álbum diferente, quizá el más diferente que haya hecho Lady Gaga desde que en 2008 lanzara The Fame, su álbum debut.

Joanne

Joanne‘, el tercer tema del álbum, el tema que da nombre al disco y el segundo nombre de la propia artista, además de ser el nombre de su difunta tía. Sin duda, éste tenía que ser el tema nostálgico del álbum, y lo es. En esta canción, Stefani Joanne Angelina Germanotta nos habla de su tía y nos atrapa en una manta de emociones y sentimientos que sin duda acompañarán muchas noches de lluvia. Sin lugar a dudas Gaga se preguntó eso de “Where do you think you’re going?” que canta en este tema. La Mother Monster nos lanza el recordatorio, para que, si alguien lo había olvidado, sepamos que Lady Gaga sí tiene talento, y mucho.

John Wayne

Seguimos avanzando en Joanne y nos topamos con ‘John Wayne‘. Subimos el ritmo, aceleramos y llegamos al magnífico y pegadizo estribillo del tema. Aceleremos el ritmo aunque seguimos con un beat lento. A esto, Gaga le suma unos ecos de lo más pegadizos y unos atractivos coros metálicos. Un acierto.

Crítica de Joanne (Lady Gaga)
Lady Gaga sorprende a sus fans en el Bud Light X Lady Gaga Dive interpretando tres temas de Joanne

Dancin’ In Circles

Como toda buena evolución, siempre hay que mantener algo del pasado para que no te olviden. Esto es ‘Dancin’ In Circles‘, el tema más pop del álbum y con una letra de lo más Gaga. La Gaga de los vestidos de carne sigue ahí, pero ha evolucionado (a mejor), eso es lo que nos presenta en ‘Dancin’ In Circles‘. Cada nota nos recuerda a Gaga, pero también a Beck, quizá hubise funcionado mejor si se hubiera presentado como el single de evolución que como un tema más de Joanne, pero funcionar, funciona bien.

Perfect Illusion

¿Qué decir de ‘Perfect Illusion‘ que no se haya dicho ya? La analizamos hace unas semanas cuando la lanzó como primer adelanto del álbum, ahora la analizamos como parte de Joanne.

Se trata del single más comercial de Gaga, por eso roza los 40 millones de reproducciones en Spotify. El single está co-producido por la propia Lady Gaga, junto a Mark Ronson, Kevin Parker y BloodPop, pero pese a contar con ese plantel de productores, la melodía es 100% Gaga y los productores se disuelven entre el poderío de la Mother Monster.

Un tema desgarrador, pero que entra perfectamente y que seguro bailaremos hasta la saciedad, si no lo hemos hecho ya.

Million Reasons

Segundo adelanto del álbum y el séptimo del disco. ‘Million Reasons‘ es una demostración más de la capacidad y la calidad vocal de Gaga, un tema que junto a ‘Joanne‘ compone un dúo perfecto de emociones, sentimientos y nostalgia. Un paso más en la evolución musical de Gaga, pero que nos recuerda a sencillos como su exitoso ‘Dope‘ de ARTPOP. Sin duda, ‘Million Reasons‘ será el tema emotivo de los próximos conciertos de Lady Gaga.

Sinner’s Prayer

La música es la profesión de Gaga, pero como toda buena profesional, disfruta con lo que hace, y ‘Sinner’s Prayer‘ es la muestra de ello. Gaga se lo pasa bien, disfruta cada nota y está segura de la calidad que tiene su nuevo trabajo, y eso, se nota.

Con una melodía sublime y una voz llena de giros, ‘Sinner’s Prayer‘ sitúa Joanne en una nueva era Gaga. Father John Misty firma este single que es “good as, good as, good as, good as, good as gold“.

Come To Mama

Vamos llegando al fin del álbum, Gaga nos presenta ‘Come To Mama‘, un sonido y letra flemática que nos reafirma que Gaga ya no es la artista de vestidos extravagante, sino que es la de baqueros, piano, guitarra, sombrero y micro de pie.

Come To Mama‘ te invita a dejarte llevar por la nueva Gaga e incluso a sumarte a su arte: sé libre, haz lo que quieras, pero sobre todo, disfruta. Y eso hace Gaga, disfrutar de su pasión: la música.

Crítica: Joanne de Lady Gaga
Fotografía promocional de Lady Gaga para Joanne

Hey Girl, Feat Florence Wetch

Parece inevitable pensar que ‘Hey Girl‘ es uno de los mejores temas del álbum. Una colaboración con Florence Welch (Florence and the Machine) que compagina a la perfección con Gaga y que logran eclipsarse la una a la otra creando una luz de fuerza vocal única, acompañada por unos sintetizadores vintage, coros, gorgoritos y una suave y sutil arpa.

Angel Down

Cerramos Joanne con ‘Angel Down‘. Lenta, acústica, desgarradora y con un estribillo también nostálgico. Seguimos disfrutando de una gran voz y seguimos afirmando que Gaga deja de lado el pop para centrarse, por lo menos en este álbum, en nuevos géneros en su registro. Fantástica para cerrar un álbum diferente de una Gaga diferente que no hace más que demostrar que es una artista diferente al resto.

Crítica: Joanne de Lady Gaga
Fotografía promocional de Lady Gaga para Joanne

En definitiva, Lady Gaga ha sabido crear con Joanne un álbum muy completo tocando diferentes géneros, pero siguiendo su línea de sorpresa contínua y de altísimo nivel de producción. Aunque justo esta diversidad de géneros dentro de un mismo álbum puede llegar a desconcertar a algunos seguidores.

Lo Mejor: ‘Sinner’s Prayer‘, ‘Million Reasons‘, ‘A-YO

Lo Peor: La falta de línea común en el álbum.

Te gustará si… te gusta Born To Die de Lana del Rey o la Taylor Swift country-pop

Nota: 7’5/10

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here