Crítica Ice Age 5: El Gran Cataclismo

Compartir

Hace unas semanas llegaba a los cines la quinta entrega de la saga de Ice Age. Y como su propio nombre indica, ha sido un gran cataclismo.

ICE AGE 5

La película tiene sus puntos álgidos con la aparición de Scrat, la verdadera estrella de la saga. Por lo demás, deja bastante que desear. Sin lugar a dudas se trata de la peor cinta de la saga. 94 sufridos minutos de mucho amor y homenaje a los dibujos de Walter Lantz, sin gracia alguna.

La industria cinematográfica parece no darse cuenta que hay historias que tienen un fin, y que es mejor dejarlas como están. Igual que ocurrió con la tercera entrega de El Padrino, esta quinta entrega de Ice Age nos deja más fríos que a los personajes de la saga.

ice-age-collision-course-gallery-02

De todas maneras, desde el planteamiento, la película ha sido un desastre. Los responsables de Ice Age: El Gran Cataclismo parecen más preocupados de buscar nuevos personajes secundarios, aparentemente cómicos, que en desarrollar una sólida historia o de utilizar, mínimamente bien al trío protagonista de la saga. Así pues, el relato termina siendo una mera excusa para introducir gags con los que intentan dar cohesión y algo de sentido, una apuesta fallida. Olvidate de ver en la pantalla una emocionante aventura, porque no la hay.

El humor en esta obra no es más que un mero reciclaje de lo ya visto. Todos queremos mejorar el medio ambiente, pero el humor no se debe reciclar. Un humor de una simpleza aplastante y bromas que se mueven entre lo genérico de la historia de amor y la cansina vida sentimental de Sid. A esto se suma algún fichaje que más que sumar, resta.

ice-age-5-gif

Personajes poco cuidados, incluso maltratados, una historia endeble y unos diálogos que mejor no recordar forman un combinado donde la única pizca de gracia se la pone la calidad de la animación, donde incluso aquí se podía haber trabajando más. Sin duda, una película que necesitaba mucho más.

Personalmente creo que la mejor forma de ver si funcionan este tipo de películas es ir a una sesión con niños. Lo malo llega cuando ni tú ni los niños reís y, lo peor, os aburrís.

En definitiva, Ice Age: El Gran Cataclismo supone la decadencia de una saga que fue, pero ya no es, una saga que se derrite como el milenario hielo de la saga. Ojo, con esto no quiero decir que sea una perdida de tiempo, se pasa un momento agradable, la película no es larga, pero eso sí, confío en que los responsables de la sexta entrega, que seguro llegará, trabajen más los personajes, la historia y rematen ese trabajo de imagen que no ha estado bien rematado en esta entrega.

Lo mejor: Scrat.

Lo peor: La historia.

Nota: 4/10

No hay comentarios

Dejar una respuesta